RESERVAR
gran-hotel-ingles-entrevista-javier-polo

Entrevista a Javier Polo, Director del Gran Hotel Inglés

Javier Polo es un reputado profesional del sector hotelero con un extenso bagaje a sus espaldas. Con formación internacional en Administración y Dirección Hotelera y siempre en búsqueda de la excelencia del servicio, la figura de Javier destaca por haber estado al frente de los alojamientos más exclusivos de la geografía española tales como el Ibersol Son Caliu Mar en Mallorca o más recientemente como Director de Operaciones del Hotel Villamagna en Madrid. En Julio de 2017 se embarca en el que probablemente sea uno de los retos más desafiantes que ha afrontado a lo largo de su trayectoria profesional: devolverle al hotel más antiguo de Madrid el esplendor que tanto le caracterizó en su época dorada, los felices años 20.

Javier, ¿cuáles son los conocimientos técnicos que debe poseer un Director de hotel?

Cuando pienso en un director de hotel, me imagino a un hombre del renacimiento. Una persona con amplia cultura, tanto nacional como internacional, con conocimiento sobre protocolo y etiqueta,… Y ante todo, me imagino a un buen conversador. Para ser capaz de defender el valor diferencial de tu hotel es imprescindible tener dotes de comunicación, en definitiva, debes ser un buen Relaciones Públicas.

¿Y competencias personales?

Es necesaria una combinación de ingredientes muy diversos como la escucha activa, la empatía, la ética y la resolución de inconvenientes. ¡Muy importante darle un toque de liderazgo! Este cóctel del siglo XXI sin duda puede ser una gran bebida.

¿Cuáles son los principales retos a los que debe hacer frente un director de hotel?

El principal desafío al que se enfrenta a diario un director de hotel es asegurar no solo la calidad, sino además garantizar la excelencia de los productos y del servicio prestado en todas las circunstancias. El trato al huésped debe ser siempre exquisito, no hay espacio para ciertos comportamientos y actitudes.

¿Qué es lo que te empujó a formar parte de un proyecto como el Gran Hotel Inglés?

Principalmente, su peculiar y extensa historia. Es muy difícil encontrar en Europa un hotel con una cronología como la del Gran Hotel Inglés. Un alojamiento inaugurado en 1886 y pionero en la definición del lujo. Un concepto que crea un alma, una filosofía para encarar el futuro. El entusiasmo, cariño y profesionalidad que Carmen e Ignacio han volcado en este proyecto ha sido la guinda del pastel. 

¿Qué ofrece el Gran Hotel Inglés a sus huéspedes que no encontrarán en otro hotel de lujo de la capital?

En el Gran Hotel Inglés no nos gusta hablar de huéspedes sino más bien de invitados de honor. Y así queremos que se sientan ellos. Para este cometido, contamos con un equipo de personas a su entera disposición para atender todas y cada una de sus peticiones. Trabajamos de manera incesante para brindar un servicio exquisito que supere las expectativas del cliente. Todo ello con el objetivo de ofrecer una experiencia única que transforme el concepto del viaje o de la restauración.

¿Cuál es tu rincón favorito del Gran Hotel Inglés?

Si tuviese que elegir uno, me decantaría por el LobByto. Me maravilla contemplar un espacio tan bello y armonioso e imaginarme como era hace 132 años, cuando era el lugar predilecto donde celebrar los mejores actos culturales, sociales y políticos de la vida madrileña. 

¿Nos podrías sugerir algún plato de la carta de Lobo 8?

Me resulta imposible escoger tan solo un plato de la carta. Willy Moya, chef de Lobo 8, se vuelca en cuerpo y alma para ofrecer al comensal un recorrido gastronómico sin precedentes. Aun así, tengo que reconocer mi debilidad por los típicos y castizos entrantes de barrio… ¡Me encantan!

¿Y alguna obra que merezca la pena sentarse a escuchar en el Salón de las Letras?

Uno de mis placeres hoteleros más relacionados con el arte, es escuchar a nivel personal Nessun Dorma. El Salón de las Letras es un espacio mágico en el que respirar arte rodeado de libros.

¿Cuál es tu visión del Gran Hotel Inglés en los próximos años?

Nuestro objetivo es posicionar el Gran Hotel Inglés como un referente de lujo en la ciudad, así como en uno de los mejores alojamientos a nivel nacional. Tanto por su calidad como por su buen hacer.

¿Qué consejo darías a quienes aspiren convertirse en profesionales del sector hostelero en un futuro?

En primer lugar, hay que reconocer que la hostelería es una profesión sacrificada. Aunque pueda parecer una obviedad, es necesario recalcarlo, mientras la gente duerme o disfruta de sus vacaciones, el hostelero está trabajando. No obstante, si es una persona creativa, orientada a la mejora continua y disfruta estando en contacto con personas de todo el mundo, los aspectos negativos se convierten en una motivación para seguir adelante.

No Comments

Post A Comment